EnglishEspañol
    Set font size to small Set font size to medium Set font size to large
  BUSCAR

Pros y contras de la reintroducción como estrategia de conservación para el Oso Andino

Ron Swaisgood

Applied Animal Ecology Division - San Diego Zoo Conservation and Research


Las muchas definiciones de reintroducción dificultan su comprensión y generan confusión. Aquí utilizaré este término como paraguas, envolviendo a la captura-liberación, la translocación de una población silvestre a otra, la reintroducción (definición verdadera) a áreas donde la especie ha sido totalmente extirpada y al suplemento de poblaciones silvestres existentes. En este artículo describo mis ideas acerca de la reintroducción, pero carezco de la experiencia con el Oso Andino para determinar la viabilidad de esta estrategia de conservación para la especie.

De esta manera, doy paso a la discusión para evaluar si nos encontramos en el momento adecuado para impulsar la reintroducción del oso andino como mecanismo para asegurar su conservación; recomiendo a los investigadores más especializados y aquellos responsables en el manejo de la especie que consideren cuidadosamente cómo y cuándo optar por la reintroducción. Revisaremos los pros y contras de los programas de reintroducción, así como las experiencias producto de intentos de reintroducción de otras especies de osos.

Muchos de los programas de reintroducción para osos han sido motivados por preocupaciones sobre el bienestar de osos individuales y no aquellas preocupaciones de conservación que engloban a poblaciones. Los osos molestos – aquellos que maltratan y depredan cultivos y ganado, se alimentan de basura humana o causan problemas a las personas – son reubicados para reducir el conflicto directo con el hombre. Una fuente de muchas reintroducciones de osos son los centros de rehabilitación, que albergan a osos enfermos o heridos, mascotas confiscadas y osos molestos.

Comúnmente, luego de pasar un tiempo en cautiverio, los osos rehabilitados son devueltos a áreas silvestres, bajo la premisa de que en silvestría su calidad de vida será mejor que en cautiverio. Desafortunadamente, muy rara vez hay planes de monitoreo posteriores a la reintroducción y el destino de los animales no está bien documentado. En muchos casos los animales problema simplemente son trasladados a otra área, pero siguen siendo una fuente de malestar a la gente en su alrededor. Hay muy poca evidencia que la liberación de osos rehabilitados mejora su calidad de vida en silvestría y más aún que no afecta negativamente aquellas poblaciones silvestres ya existentes. Es así que puedo determinar tres posibles opciones:

  1. Continuar liberando osos rehabilitados sin un objetivo claro de conservación, pero sólo si se determina mediante la investigación que los osos reintroducidos están mejor en el campo y no afectan negativamente a poblaciones de osos silvestres.
  2. Desarrollar una aproximación estratégica para la reintroducción de osos para contribuir a la conservación de la especie.
  3. Mantener osos en cautiverio para fines de educación ambiental e investigación para la conservación.

Si se determina que la reintroducción es una acción viable para la conservación del oso andino, alcanzando metas específicas, entonces podría considerarse la translocación para la especie. Estimo que a lo largo de la distribución de esta especie es muy poco probable que haya la necesidad de optar por una medida tan dramática en este momento. No obstante, puede que se presenten casos especiales, como por ejemplo la ocurrencia de grandes proyectos de infraestructura donde se podrían observar impactos muy perjudiciales para la especie que requieran translocaciones.

También es posible que en algunas áreas la poblaciones puedan haberse extinguido localmente o estén en números inviables, en este caso la reintroducción podría ser una alternativa interesante, asumiendo que las amenazas que causaron el declive poblacional han sido identificadas y removidas. Numerosos estudios, en distintas especies demuestran que individuos capturados en silvestría son mejores candidatos para la reintroducción que aquellos nacidos en cautiverio, o que hayan permanecido en este estado por periodos más largos.
 

Presione aquí para descargar la versión
PowerPoint de la presentación (4.44 MB)
.