EnglishEspañol
    Set font size to small Set font size to medium Set font size to large
  BUSCAR

Ecología de forrajeo, comportamiento y número de osos en Cerro Venado: un estudio piloto utilizando observaciones visuales y cámaras trampa in el noroeste Peruano

Robyn D. Appleton1, Javier G. Vallejos2, José A. Vallejos3 y Karen V. Noyce4

1 School of Resource and Environmental Management, Simon Fraser University, 8888 University Drive, B.C. Canada. V5A 1S6, email: robyn@desertbear-peru.com
2 Community of Santa Catalina, Chongoyape, Calle Chiclayo, Peru, email: javier@desertbear-peru.com
3 Community of Santa Catalina, Chongoyape, Calle Chiclayo, Peru, email:  jose@desertbear-peru.com
4 Minnesota Department of Natural Resources, 1201 East Highway 2, Grand  Rapids, MN 55744, USA, email: karen.noyce@dnr.state.mn.us


Estudios basados en observaciones pueden proporcionar información importante acerca de diversos aspectos de la ecología de osos salvajes. Poca información de esta índole se encuentra disponible para el Oso andino dada la dificultad para observarlos en sus típicos hábitats boscosos (ceja de selva). Sin embargo, el terreno relativamente abierto de los bosques secos de baja elevación del noroeste peruano permite un excelente grado de visibilidad durante la época seca y concentra la actividad de los osos alrededor de pequeños y dispersos reservorios de agua dulce, proporcionando una oportunidad única para observar la especie en su ambiente natural. Adicionalmente, las características faciales únicas de los osos y la tolerancia a humanos demostrada en estas áreas, permite el reconocimiento y monitoreo de individuos a partir de registros visuales.

De marzo del 2007 a agosto del 2008 se monitoreó la actividad y comportamiento de distintos osos andinos cerca de las comunidades de Batán Grande y Muchumiviejo (Perú) principalmente durante once sesiones de 7-10 día a lo largo de un periodo de 17 meses abarcando una primavera, un verano, dos otoños y un verano. Nuestros objetivos fueron:

  • Colectar datos sobre la historia de vida y el comportamiento.
  • Documentar el uso estacional del hábitat, los recursos alimenticios y los reservorios de agua dulce.
  • Investigar la factibilidad de utilizar observaciones visuales para estimar el tamaño poblacional.

Equipos de dos personas, en contacto radial, recorrían valles adyacentes hasta avistar un oso, una vez localizado se efectuaba un seguimiento a distancia para observar y registrar su comportamiento. Se utilizaron acercamientos fotográficos y videos para confirmar la identificación visual de osos individuales. Las observaciones se hicieron a distancias de 1-70 metros y hasta por 20 horas consecutivas en un rango actitudinal de 200-1000 msnm.

De marzo a junio del 2007 (35 días de observación - 5 periodos de observación) identificamos a 5 individuos, una hembra con osezno y una hembra con dos oseznos. La tasa de éxito visual (días en los que osos fueron vistos entre días en los que los osos fueron buscados) fue del 80%. Por otro lado, entre noviembre del 2007 y marzo del 2008 observamos 13 osos distintos en 34 días de observación (4 periodos de observación) y entre abril y agosto del 2008 observamos 2 individuos en 15 días de observación (2 periodos de observación). Las tasas de éxito visual fueron 85% y 33% respectivamente.

El éxito de visual en otoño y principios de invierno del 2007 y 2008 difiere dramáticamente dado que en verano del 2008 se registró el record de precipitación de la zona, lo que transformó el hábitat abierto en una jungla de epifitas y follaje. En el 2007 los osos se alimentaron casi exclusivamente en elevaciones superiores y casi exclusivamente de los troncos de Bombax discolor y una gran variedad de caracoles terrestres. El pico de actividad ocurría entre las 6:50am y las 12:00pm y nuevamente de 3:30pm a 8:00pm. Entre finales de abril y finales de julio del 2008 no observamos osos. Casi no los encontramos cerca reservorios de agua dulce y encontramos muy poca evidencia de que estaban alimentándose de Bombax discolor hasta el principio de agosto. Frutas silvestres, follaje y el agua estaban ampliamente disponibles.

La evidencia sugiere un incremento de osos durante el verano, coincidiendo con la mayor disponibilidad del fruto de Capparis angulata. Observamos un alto grado de sobre-solapamiento espacial entre osos dentro del mismo valle, así como en valles adyacentes (88% de las veces). El sobre-solapamiento fue particularmente alto durante diciembre y enero. En enero del 2008 registramos durante una sesión de observación de 9 días, a 11 osos distintos e identificados en 3 valles adyacentes y a menos de 3.8km. En dos oportunidades observamos a osos alimentándose de la misma Capparis angulata con menos de un metro de separación entre ellos. La formación de parejas, la frecuencia de vocalizaciones y de comportamientos agresivos entre osos, sugieren que algún tipo de actividad reproductiva podría estar llevándose a cabo. El número de osos vistos en otras estaciones del año ha sido siempre significativamente menor.
 
Para mejorar nuestro entendimiento de lo observado, estamos iniciando un programa de reconocimiento mediante técnicas de captura y recaptura utilizando trampas cámara en todos los reservorios de agua dulce conocidos y lugares frecuentes de avistamiento para determinar cambios estacionales en el número de osos dentro del área de estudio. Mientras tanto continuamos colectando información acerca de su historia natural y comportamiento, ya que esta actividad ha proporcionado datos importantes ahora utilizados por las comunidades locales para mejorar las condiciones de protección para esta especie.
 

Presione aquí para descargar la versión
PowerPoint de la presentación (7.97 MB)
.