EnglishEspañol
    Set font size to small Set font size to medium Set font size to large
  BUSCAR

Conflictos socio-espaciales entre ganadería y los grandes mamíferos carnívoros en el sector Cuenca del Río Nuestra Señora, Parque Nacional Sierra Nevada, Venezuela.

Denis Alexander Torres1*, Edgard Yerena2 y Juan Carlos Rivero3

1 Fundación Andígen. Mérida, Venezuela.
2 Departamento de Estudios Ambientales, Universidad Simón Bolívar.
3 Instituto de Geografía y Conservación de Recursos Naturales, Universidad de Los Andes, Venezuela.
* Apartado Postal 210, Mérida 5101-A. Estado Mérida, Venezuela; Telf.: +58 414 7480883. e-mail: fundacion_andigena@yahoo.com.


El uso tradicional de amplias áreas del Parque Nacional Sierra Nevada (PNSN) en los Andes Venezolanos para el desarrollo de actividades agropecuarias, en especial de la ganadería extensiva, ha traído como consecuencia una serie de amenazas a la biodiversidad y a la estabilidad de sistemas ecológicos, así como la generación de escenarios de conflictos entre las comunidades campesinas y el medio natural, especialmente con algunos elementos de la fauna silvestre.

Un estudio socio-espacial de los conflictos entre ganadería y los grandes mamíferos carnívoros: puma (Puma concolor), oso andino (Tremarctos ornatus) y jaguar (Panthera onca), fue llevado a cabo durante el período 2000 – 2005 en el sector cuenca del río Nuestra Señora, localizado en el extremo sur-occidental del PNSN. Esta cuenca presenta un historial de uso de la tierra vinculado a la actividad ganadera desde el siglo XVI. Una exhaustiva revisión documental, reforzada con trabajo de campo y de oficina permitió caracterizar los conflictos ocasionados por la pérdida y/o depredación de ganado atribuidos a los grandes mamíferos carnívoros durante la década 1990 – 2000.

Se realizaron recorridos por áreas representativas de la cuenca al tiempo de desarrollar entrevistas semidirigidas a los productores agropecuarios e individuos vinculados con el manejo e investigación dentro del PNSN. Se verificaron algunos sitios de ataque o consumo de ganado cuando fue posible y cada evento fue georeferenciado mediante un Sistema de Información Geográfica (SIG). Para abordar el análisis espacial de la problemática en estudio se generaron diferentes coberturas temáticas (Unidades de Vegetación y Uso de la Tierra, Zonificación de Uso del Parque Nacional, Sitios de Pérdida de Ganado, Zonas de Conflicto de Uso, etc.).

El comportamiento temporal de las pérdidas de ganado permitió detectar que la problemática ha sido permanente. La depredación y/o consumo de ganado fue confirmada mediante evidencias in situ, siendo el principal responsable de los daños el puma, seguido del jaguar y el oso andino. El puma manifestó preferencia por el consumo de ganado ovino y caprino en todas las Unidades de Vegetación y Uso de la Tierra, mientras que el oso consumió solo ganado bovino en la Unidad de Páramo a altitudes ≥ 3000 m.s.n.m y el jaguar depredó ganado equino y bovino en la Unidad de Arbustales Secos y Bosquetes Intervenidos a los 2.500 m.s.n.m. En esta unidad se concentró el mayor número de pérdidas de ganado por grandes mamíferos carnívoros. El tipo de ganado más afectado por su predilección en la dieta de los grandes mamíferos carnívoros fue el bovino (40,5 %) probablemente debido a que su producción o cría está distribuida ampliamente en la cuenca.

Los campesinos señalaron al puma como el principal responsable de las pérdidas de ganado reportadas (66, 7%), seguido por el oso andino (21,4%) y el jaguar (11,9 %). En contraste, la percepción generalizada de los productores afectados fue marcadamente negativa hacia el oso andino por considerarlo un "depredador" de ganado. La percepción sobre el puma fue ambivalente, positiva o negativa, debido a que es una especie más críptica. En cuanto al jaguar existió la percepción neutral o negativa sobre su imagen y participación en los eventos de depredación de ganado.

Cuando las pérdidas de ganado fueron detectadas, los campesinos optaron en un 30% de los casos por la denuncia ante las autoridades del parque nacional, mientras que el resto optó por la retaliación (40%) o la indiferencia (30%). Los resultados obtenidos servirán de base y estímulo para aquellos individuos y/o grupos que estudian y gestionan poblaciones de vida silvestre y sus hábitat, quienes son los principales actores involucrados en el proceso de resolver conflictos y alcanzar metas gerenciales.